Translate to your languaje

martes, 22 de enero de 2019

Auto implantes de microchips RFID bajo la piel - Han llegado

Alemania permite vender chips a una empresa llamada "I am ROBOT". Ésta comercializa ya microChips para auto implantarse bajo la piel, aguja incluida...

Parece claro lo que quieren para el futuro. Cíborgs u organismos cibernéticos.

Mientras unos proponen sacar nuevos impuestos para los robots fabricantes, otros están pensando en como esclavizar el planeta para vivir por encima de todos y todas.

La elección sigue siendo nuestra... de momento... 



I am Robot, una empresa alemana que se dedica únicamente a comercializar implantes de chips RFID para el control de personas.
¿Será casualidad su logo? 
Como fuere, diferentes empresas de todo el mundo ya los están adquiriendo, y se calcula que solo en Alemania hay al menos 3000 personas que ya lo llevan en su cuerpo.
Parece que ninguna autoridad sanitaria ha tenido inconveniente en permitir su venta, más allá del hecho de tener que insertarse una aguja para hacer el implante, aún no se ha probado, en ningún caso, su inocuidad. Un objeto extraño dentro del cuerpo tenderá a ser expulsado y ni hablar de la radiación bajo la piel, faltan estudios, pero en estos casos no importa.

Así luce su página web:

Así presenta la noticia el "periódico" ABC y destaca: "la mayoría de nosotros ya llevamos una tarjeta con un chip en la cartera, por lo que no es un gran salto tecnológico llevarlo bajo la piel".

Pretende normalizar la situación, presentando ventajas, que seguramente pronto serán económicas y sólo los "tontos" o "locos" de la sociedad no querrán llevarlo. 

Además asegura que "su uso clínico generalizado esta previsto para dentro de diez años".



El WashingtonPost asegura que los chips utilizados en animales han sido causantes de tumores.

Y continua diciendo que: "Una serie de estudios veterinarios y toxicológicos, que datan de mediados de la década de 1990, afirmaron que los implantes de chips habían "inducido" tumores malignos en algunos ratones y ratas de laboratorio".

"Antes de implantar los microchips en gran escala en humanos, dijo, las pruebas deben realizarse en animales más grandes, como perros o monos. "Quiero decir, estas son enfermedades graves. Son potencialmente mortales. Y dados los datos preliminares sobre animales, me parece que definitivamente hay motivos de preocupación".

"El Dr. George Demetri, director del Centro de Sarcoma y Oncología Ósea del Instituto de Cáncer Dana-Farber en Boston, estuvo de acuerdo. A pesar de que las incidencias de tumores eran "razonablemente pequeñas", en su opinión, la investigación subrayó "riesgos ciertamente reales" en los implantes RFID."

Londres vio la necesidad de hacer un estudio a 20 años sobre caninos implantados "para ver si tiene un efecto biológico". El Dr. Chand Khanna, un veterinario oncólogo del Instituto Nacional del Cáncer, también respaldó ese estudio y dijo que la evidencia actual "sugiere algunas razones para preocuparse por las formaciones tumorales".



Personas, como el conocido Bob Boyce, ya en el año 2009, han tenido que padecer cáncer después de que le implantaran, sin su consentimiento, un Chip RFID en su hombro derecho. 



 


              Extraction of the VeriChip from the cancer mass
                The surgeon displays the extracted VeriChip
  
 
                Extracted VeriChip placed into eviidence container

 


 The surgical site where the VeriChip induced tumor was removed


 
10/20/2009 Pathology Report and12/14/2009 Radiology Report

 
Surgeons Operative Report, Page 1 and 2

 
December 16 2010 Pathology Report, Pages 1 - 3

No hay comentarios:

Publicar un comentario